¡Hola, Bienvenidos!

Mi nombre es Alicia, como otras blogueras de la red, "todo lo bueno abunda", y no tengo abuelas, que sí que las tuve y una de ellas escribió un libro de recetas en los años cincuenta. Sus cinco hijas "lo han llevado a sus vidas como un equipaje de mano". A mí, algunas me llegaron a través de mi madre, Blanca, con quien aprendí a querer a la cocina. Este blog es para hacerle un homenaje.

Son recetas sin complicaciones que pongo al alcance de aquellas personas que tengan interés en conocerlas y que quieran pasar un rato divertido conmigo.


sábado, 27 de mayo de 2017

ESTOFADO DE POLLO Y PIÑA





Tengo que reconocer que mis comidas del día a día son las normales que se toman en todas las casas y que apuntan más bien a la tradición. Desde que decidí abrir un blog me salgo de lo común y experimento con platos nuevos preparando aquellos por los que siento debilidad, curiosidad, o que considero un reto personal. Son, los que por unas cosas y otras he ido aplazando para un momento preciso y adecuado. Tener un blog de alguna manera "obliga" a poner en práctica nuevos sabores, nuevas técnicas y presentaciones más vanguardistas o minimalistas. Sin embargo mi cocina es sencilla, creo que no es complicada y no necesita de máquinas especiales. Quiero acercarme a vosotros a través de ella, ojalá que lo logre.

Por eso cuando "me tropecé" con este estofado sabía que me iba a gustar, que os gustaría, pues no se trata del clásico: que bien rico está. Éste tiene unos ingredientes muy actuales en cocina y diferentes de lo que estamos acostumbrados, su combinación resulta muy interesante. Os lo dejo a ver qué os parece ¿puede ser un buen plato de dieta?

Ingredientes:

- Patatas  medianas, 4.
- Filetes de pechuga de pollo gruesos 6.
- Pimiento rojo, 1.
- Cebolla, 1.
- Piña  en conserva 500 g + su jugo.
- Caldo de pollo 300 ml.
- Guisantes en conserva 100 g.
- Sazonadores:
Pasta de chile (en su defecto escamas de chile) al gusto.
Mostaza de Dijón, 1 cda.
Soja 2 cdas.
- Cebollino para decorar.

Elaboración:

Pela las patatas, lava y pártelas en rodajas de un dedo de anchas.

Disponlas en el fondo de una cacerola y sobre ellas los filetes de pechuga de pollo bien distribuidos. Mantén el fuego medio.

Pica encima, en trozos regulares y no muy pequeños, el pimiento rojo y la cebolla.


 

  

Cubre con el caldo de pollo (casero o de brick), el jugo de la lata de piña, la pasta de chile, la soja y la mostaza. Diluye previamente y luego mezcla con el guiso sin revolver. La patata seguirá quedando abajo y el pollo encima.











Alrededor de los diez minutos de cocción agrega la piña cortada en dados y cinco minutos antes los guisantes. Deja cocer hasta que las patatas se ablanden pero sin romper, enteras. Pon a punto de sal, si lo necesita.


  


Decora con cebollino picado por encima y sirve bien calentito.

Mi consejo, si te que quedó clarita la salsa, es que diluyas en un poco de agua una cda. rasa de Maizena y la incorpores al guiso disolviendo e integrando.

Receta de mis borradores.




20 comentarios:

  1. Querida Alicia. Sorpresa muy agradable verte por aquí por lo que eso supone y también sorpresa la receta que publicas y que me encanta. Me parece que lo tengo todo y no me importaría probarla porque me encanta el contraste de la piña con el pollo y el resto de ingredientes.
    Muchos besos.

    ResponderEliminar
  2. Lo encuentro un guiso original y nada complicado en su elaboración, y a excepción de la piña, no difiere mucho de una de preparación normal de diario, pero tampoco es de las corrientes. A mi me gustaría, pues ya sabes que añadir fruta en todo es una debilidad, pienso que en este plato la piña queda muy bien y hace que el contraste de sabores sea agradable cuanto menos.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Homa Alicia!! Siento no pasarme ultimamente por aqui pero apenas tengo tiempo.
    Me a llamado mucho la atención de este plato, me encanta la combinación de la carne con la piña pero nunca lo había visto en un guisado, me parece que lo voy a poner en práctica porque tiene muy buena pinta.
    Un besazo cariño

    ResponderEliminar
  4. Hola Alicia.
    Mi cocina habitualmente es como la tuya...sencilla y tradicional.
    Al igual que tú...tener un blog nos obliga a preparar recetas distintas...unas veces mas acertadas al gusto de nuestros comensales...y otras no tanto... de ahí que volvamos a repetir plato...
    Lo cierto es que en nuestas casas comen como o mejor que en muchos restaurantes
    No hay nadda mas que ver este plato que nos traes que debe tener un sabor de lo mas sabroso...ese contraste de ingredientes lo hacen y le dan un toque distinguido al plato.
    Sin duda para no dejar de degustar.
    Un beso de lo mas cariñoso..me gusta verte por aqui.
    Cuidate mucho. Buen fin de semana.

    ResponderEliminar
  5. Alicia ya sabes que yo soy de las tuyas, cocina sencilla pero de calidad. Este estofado es bien sencillo, y seguro que rico, el pollo con la piña, debe quedar bien jugoso, por la vista dan ganas de comerlo.
    Besos y me alegra verte de nuevo. Feliz fin de semana.

    ResponderEliminar
  6. Hola guapisima me alegra leerte de nuevo y ver que sigues por aqui, que guiso mas rico nos trae lo de la piña me ha gustado lo probare , besitos

    ResponderEliminar
  7. ¡Hola Alicia! Pues sí que parece muy original este plato y debe estar muy bueno. Te sobra creatividad. Así es como se descubren nuevos sabores con los que disfrutar. ¡Gracias por tus ideas! ¡Un saludo!

    ResponderEliminar
  8. Un plato muy original y desde luego que rico, ya que el pollo y la piña casan muy bien, las que tenemos blog tenemos que azuzar el ingenio para dar variedad y calidad a nuestros platos, cono éste que has hecho.
    Besitos.

    ResponderEliminar
  9. que bueno alicia!! nunca se me habia ocurrido usar las piñas de lata para un plato y a ti te ha quedado perfecto, además la combinación de ingredientes y todo es estupenda. un besazo!

    ResponderEliminar
  10. No lo he comido nunca pero la combinación de pollo con piña me ha dado ganas de probarla, jeje. A mi seguro que logras acercarte con estos platos tan ricos y sin máquinas complejas para hacerlos, jiji, cuando no tienes maquinitas de esas y la receta viene con ellas pues te quedas un poco como pensando y al modo tradicional quedara bien?
    Besote!!!!

    ResponderEliminar
  11. ¡¡Hola Alicia!! Nosotros en casa, solemos comer también de forma tradicional, aunque desde que tengo el blog, me gusta hacer recetas distintas, algunas más fáciles otras un poco menos, pero siempre recetas que me diviertan y que me estén buenas, claro.
    Tu receta es distinta, pero bien podría ser una receta semanal, por ser baja en calorías, un guiso, que tanto se agradece en el día a día, ingredientes que todos podemos conseguir fácilmente y lo rico que tiene que estar este estofado. ¡¡Todo un acierto!! Besitos y feliz domingo.

    ResponderEliminar
  12. Hola Alicia!! Me ha encantado tu receta primero porque tiene que ser una explosión de sabores, se ve muy rico y me encanta lo colorido que ha quedado! Lo segundo es que adoro este tipo de platos que echas todo a la olla y sin casi ningún esfuerzo obtienes un platazo! Igual que éste 😉👏👏 Un besazo querida!!

    ResponderEliminar
  13. madre mía que sabor más rico debe darle esa piña la guiso, que maravilla!! , yo en casa la tendré que triturar, que me conozco a mi gente jajaja, y mejor si no la ven aunque la saboreen jajaja, me quedo con tu receta para probarla

    ResponderEliminar
  14. Original lo es y mucho este estofado, yo diría que su sabor debe recordar un poco a los platos asiáticos, sin duda un sabor muy bueno.
    Besos.

    ResponderEliminar
  15. Alicia creo que la mayoría somos de platos tradicionales y aunque siempre es un placer probar cosas nuevas para el día a día triunfan los guisos de siempre.

    El toque de la piña en el estofado es como bien lo denominas un aspecto de vanguardia que transforma completamente una receta tradicional. Me uno a la intención de hacerlo en casa a ver qué opinan

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
  16. Hola guapa, una combinación que nunca he probado: pollo y piña, (siempre le he puesto piña al cerdo). Así, en estofado , tal y como has elaborado la receta me parece todo un acierto. Me guardo tu idea en mi fondo de cocina. besos Alicia.

    ResponderEliminar
  17. Ummm que delicioso contraste de sabores, un rico pollo y con el toque de la piña se ve genial. Te ha quedado muy bueno y la salsita seguro que está para mojar pan.
    Besoss

    ResponderEliminar
  18. Alicia, esto del blog nos hace darle muchas vueltas a la cabeza para cocinar cosas distintas, demasiadas vueltas creo jajaja

    He comido carne con piña, pero ambas cosas a la plancha, así en estofado no lo he probado y la verdad es que la pinta es extraordinaria

    Abrazos!!

    ResponderEliminar
  19. Alicia, este plato tienen que tener un contraste de sabores muy rico, ese estofado abre el apetito solo con ver las fotos, tiene que estar muy rico.
    Besos.

    ResponderEliminar
  20. Hola Alicia!
    Me alegra verte de nuevo publicando, como no me gusta perderme nada de lo que haces y por aquí me quedé te diré que este guiso tiene todas las papeletas para que se venga a casa. Sencillo, nutritivo y riquísimo!!
    Un beso fuerte, guapísima!

    ResponderEliminar