¡Hola, Bienvenidos!

Mi nombre es Alicia, como otras blogueras de la red, "todo lo bueno abunda", y no tengo abuelas, que sí que las tuve y una de ellas escribió un libro de recetas en los años cincuenta. Sus cinco hijas "lo han llevado a sus vidas como un equipaje de mano". A mí, algunas me llegaron a través de mi madre, Blanca, con quien aprendí a querer a la cocina. Este blog es para hacerle un homenaje.

Son recetas sin complicaciones que pongo al alcance de aquellas personas que tengan interés en conocerlas y que quieran pasar un rato divertido conmigo.


martes, 11 de abril de 2017

TALLARINES A LA CORSARIA




Hoy probamos con una nueva receta de pasta, al menos no muy frecuente en esta casa. Alguna vez nos hemos lanzado a por la novedad aventurándonos al cambio. ¡No me digáis que no! A veces nos ha salido la jugada bien y otras no tanto. Nos rondaba la idea de cocinar aquel plato del que supimos hace años y que inconscientemente "grabamos a fuego" en nuestra cabeza y un día decidimos que tenía que salir para liberarnos, sí o sí (obvio hacer mención a otro tipo de descripciones menos afortunadas). Luego, nos hemos quedado meditando si ha merecido la pena el esfuerzo y la puesta en escena de todos nuestros sentidos.

Os recuerdo esas veces que llegan a comer "los conocidos hambrientos" esperando lo clásico y se sientan a la mesa sin mucho mirar y de pronto ¡¡¡lo ven!!! jajaja. De inmediato imagino sobre sus cabezas el signo de interrogación (?) Seguidamente se produce un barrido a ras de tierra, más bien de mesa,  que escruta al milímetro la bandeja de servir y todo lo que en ella "pulula". Dos segundos después no ha quedado nada por analizar. ¡El CSI, válgame el cielo! Y entonces todos los ojos te disparan agujas del cinco ¿hay agujas del cinco? jjj.  Ya sabéis lo que sigue: ¿alguien quiere mejor un par de huevos fritos?

No, no os pasará con este plato de pasta, os lo aseguro. Dejamos los huevos para otra ocasión.

Con esta receta me despido de vosotros hasta después de Semana Santa. Deseo que descanséis.

Ingredientes:

-Tallarines 300 g.
- Perejil.
- Albahaca.
- Ajos 2.
- Anchoas 5.
- Tomates naturales de pera 2.
- Tomate frito 100 ml.
- Vino jerez 1 vaso.
- Orégano.
- Pimienta blanca molida.
- Aceite de oliva.
- Sal.

Elaboración:

Cuece la pasta al dente en agua hirviendo con sal.

En cuatro cucharadas de aceite sofríe los ajos, el perejil y la albahaca picaditos a fuego medio. Antes de que tomen color los ajos incorpora las anchoas, también picadas, y los tomates, sin piel y en dados pequeños. Añade un vaso de Jerez seco y deja que reduzca la salsa. Después de reducida agrega el tomate frito, rehoga un par de minutos y pon la pimienta.


  

Sirve la pasta con la salsa. Acompáñala con queso manchego rallado para que cada uno se sirva la cantidad que desee.


viernes, 7 de abril de 2017

TARTA DE FRESONES Y NATA





Antes de que nos quedemos sin fresones he hecho una tarta con ellos, tal vez sea una de las más clásicas que se conocen, pero que a todos nos gusta. Veréis que su elaboración no es complicada, menos todavía porque hoy compré el bizcocho hecho y ya cortado. Después de que la pongáis en el frigo, ya fresquita queda buenísima. El que no lleve cubierta (ganache, fondant, buttercream...) la parte exterior, es moda y las llaman Naked Cake o tarta desnuda, lo es también peinar (peines especiales de repostería) los lados para que presenten un aspecto rústico, por deciros algo.

No es un postre típico de Semana Santa, obvio, jajaja,  que es lo que ahora pegaría publicar. Este año haré alguna cosilla para matar el deseo, si el tiempo da de sí.


Ingredientes:

- Bizcocho comprado (24 cm de diámetro).
- Fresones 40 unidades (+/-)
- Nata de montar 35 %, 500 ml.
- Azúcar glas para la nata 3 cdas.
- Almíbar elaborado con 150 ml, de agua, 2 cdas. de azúcar, anís un chorreón.
- Almendras laminadas.
- Mermelada de frambuesas (para cubrir la superficie).
- Zumo de limón.
- Colorante alimentario verde.

Elaboración:

Prepara un almíbar calentando al fuego el agua, el azúcar y el anís. Cuece cinco minutos, retira y deja enfriar.

 



Lava los fresones, quita los rabitos y corta cada uno de ellos para nivelarlos, con la idea de que al colocarlos sobre la tarta queden igualados lo más posible. Corta en daditos el sobrante de los fresones para mezclarlos después con la nata montada del relleno.




Monta la nata muy fría, a medio montar incorpora poco a poco el azúcar glas.

 




Coloca el bizcocho sobre una tartera y cala un poquito. Extiende una capa de nata.







 
  



Coloca encima trocitos de fresón. Repite la operación y pon la tapa de arriba.







Diluye al fuego la mermelada con un poco de zumo de limón. Deja templar y extiende. Distribuye los fresones en círculo y cubre toda la superficie.



Tiñe unas láminas de almendra con colorante alimentario verde y adorna los filos de la tarta.


Pon en el frigo hasta que se enfríe.



lunes, 3 de abril de 2017

PIMIENTOS DEL PIQUILLO RELLENOS DE ENSALADILLA RUSA





Es una receta de aprovechamiento. Se trata de dar otro aire a un resto de ensaladilla que nos quedó del día anterior. Para engrandecerla la serviremos dentro de nuestros estimados pimientos del piquillo (elegid vuestra marca favorita). Si no os sobra nada de ensaladilla, sin problemas, algún día os quedará seguramente, eso si tenéis paciencia para esperar. Si os surge una necesidad imperiosa de probarlos os animo a preparar expresamente una ensaladilla con vuestros ingredientes cotidianos (o más especiales) y proceded a rellenar los pimientos.

 


Ingredientes:

- Pimientos del piquillo.
- Ensaladilla rusa.
- Mayonesa para decorar.






Elaboración:

 




Rellena con una cucharilla los pimientos y presiona con cuidado para no romperlos.







Colócalos en la bandeja de servir o en el sitio elegido para presentar.

Corta con tijeras un trocito muy pequeño de una de las puntas de una bolsa de plástico (recia) para hacer una manga, tipo pastelera. Pon mayonesa dentro de la bolsa y llévala hasta el extremo cortado. Traza unas líneas sobre los pimientos.

Guarda en el frigo hasta servir.