¡Hola, Bienvenidos!

¡Hola amigos!


Me llamo Alicia. Os abro encantada las puertas de este blog. ¡Bienvenidos!

La cocina para mí es entretenimiento, un motivo para relajarme, expresarme, experimentar y hacer disfrutar a quienes prueban mi comida; incondicionales mi familia y amigos (siempre muy agradecidos), tengo motivos para poner pasión en cada uno de los platos que elaboro, ojalá logre transmitírosla.


Lo dedico a mi madre.

sábado, 21 de septiembre de 2013

MORAGA DE SARDINAS CON ALMEJAS



 

Parece que se acaban las sardinas buenas y hay que aprovecharlas. El otro día compré porque las vi muy bonitas y frescas, la ocasión me ha brindado mostraros cómo se preparan de esta manera, muy apreciada en nuestra tierra, resultando un plato muy sabroso tanto en caliente como en frío. Preparad un buen pan y daros un lujazo mojando en su salsa, os aseguro que la repetiréis.


 

Ingredientes:


- Sardinas 500 g.
- Almejas (chirla) 250 g.
- Ajos 1 cabeza.
- Laurel 2 hojas.
- Vino de jerez 1 vaso (tamaño agua).
- Pimienta negra molida (podemos sustituirla por unos trocitos de guindilla roja seca).
- Perejil.
- Aceite de oliva 1 vaso (tamaño vino)
- Sal.




Elaboración:


 

No hace mucho tiempo os mostré la forma de limpiar los boquerones, pues bien ahora haremos igual que hicimos entonces, salvo diferencias. La sardina tiene una carne más dura que el boquerón por lo que tendremos que hacer más presión sobre su carne para desprenderle  la cabeza y los intestinos. Es más escamosa, necesitará que la lavemos bien para quitarle las escamas y tiene además multitud de espinitas debajo de la cabeza, a ambos lados, que habremos de recortar con una tijera.








Ya limpias, las lavamos en varias aguas y secamos con papel de cocina, las reservamos.







Mientras, dejamos abrir las almejas en una sartén con el aceite, los ajos cortados en rodajas y el laurel. Retiramos a un plato en cuanto se hayan abierto, para no pasarlas demasiado.




 



En ese jugo que ha quedado, de aceite y agua de las almejas, echamos las sardinas y salpimentamos, añadiendo el vino y dejándolas que blanqueen, momento en el que volvemos a poner las almejas. Dejamos que hiervan juntas un par de minutos y retiramos picando abundante perejil por encima.






10 comentarios:

  1. Hola Alicia!,me encantan las sardinas,siempre las hago a la brasa o a la plancha,que es com mas me gustan,asin nunca las he comido,tienen una pinta buenisima,y si lleva almejas aun mejora el plato,lo probare sin duda!
    besines:·),que pases un buen finde!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un plato tradicional andaluz, o al menos de la zona oriental, no sé si se hace también en Cádiz, Málaga o Huelva. Pruébalo porque te va a gustar. Besos.

      Eliminar
  2. Hola!! a mi tb me encantan las sardinas, nunca he visto esta receta con almejas, la combinación tiene que ser muy buena, me lo apunto para la próxima!
    besos
    Silvia

    ResponderEliminar
  3. Una buena combinación que habrá que probar.Saludos y feliz sábado.

    ResponderEliminar
  4. Me da la impresión de que están deliciosas a pesar de que nunca las he comido así. Aunque sardinas hay siempre, es en verano cuando están en su punto.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Verdad que estas tenían una pinta buenísima por lo tersas y brillantes? Besos.

      Eliminar
  5. Muy buena pinta, una receta estupenda. Yo soy muy vaga a la hora de comprar sardinas, el olor que dejan en la cocina no me gusta nada, pero de esta forma me has convencido, ya te contaré, un besito

    ResponderEliminar