¡Hola, Bienvenidos!

¡Hola amigos!


Me llamo Alicia. Os abro encantada las puertas de este blog. ¡Bienvenidos!

La cocina para mí es entretenimiento, un motivo para relajarme, expresarme, experimentar y hacer disfrutar a quienes prueban mi comida; incondicionales mi familia y amigos (siempre muy agradecidos), tengo motivos para poner pasión en cada uno de los platos que elaboro, ojalá logre transmitírosla.


Lo dedico a mi madre.

domingo, 3 de febrero de 2013

SOBREHUSA DE MANITAS DE CERDO





 Ingredientes para 4 personas:


- 6 manitas de cerdo cortadas a la mitad.
- 1 hueso de jamón.
- Laurel, perejil, hierbabuena y unos granos de pimienta negra.
- Almendras sin piel 150 grs.
- 3 rebanaditas de pan.
- 3 dientes de ajo.
- El zumo de un limón.
- 1 yema de huevo.
- ½ cebolla.
- 1 cabeza de ajos.


Elaboración:



Cocemos las manitas en la olla exprés convencional (después de haberlas repasado en la llama de la hornilla de los pelillos que puedan traer). Lavar bien debajo del grifo. Cubrimos de agua y ponemos con ellas el hueso de jamón, el perejil, la cabeza de ajos, la media cebolla, la pimienta y el laurel.

Antes de cerrar la olla habrá que desespumar un poco y a continuación dejaremos hervir durante una hora.

.



.





Mientras tanto freímos los ingredientes de la picada en aceite de oliva (ajos, pan y almendras) y trituramos en el mortero.



Una vez terminada la cocción, colamos el caldo, desechando las hortalizas y el hueso. Probamos de sal y rectificamos. Deshuesamos las manitas en trozos regulares.


 




Exprimimos el limón y le añadimos la yema de huevo, batiendo con un tenedor.










Diluimos la picada con el caldo, echamos las manitas y también la mezcla de limón con mucha precaución, pues si el caldo está muy caliente tenderá a cortarse, es decir, se formarán grumitos que darán mal aspecto al conjunto. (Si se quiere volver a calentar, habrá que tener el mismo cuidado, no debe hervir). Servir con la hierbabuena picadita.






Esta receta la hacía mi madre y también alguna vez en Nochebuena, pues mi padre era muy devoto de este guiso, mis hermanos y yo no compartíamos su gusto y siempre se liaba lo más y lo menos: “¡Vaya Nochebuena...! Mejor nos hubieras preparado sopa de picadillo”. Hoy día nuestros gustos han cambiado y por supuesto a todos nos encanta. ¡Cosas de la vida! Espero que vosotros también la disfrutéis.


.

4 comentarios:

  1. Pa chuparse los dedos...

    ResponderEliminar
  2. Qué bonito blog Alicia!! A mí padre le encantan las manitas de cerdo... voy a enseñarles esta receta que seguro les encanta!! Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡Muchas gracias!! Enséñaselas y ya me contáis si os gustan :)

      Eliminar
  3. ¡Riquísimo!. Con tu permiso, me llevo la receta porque seguro que a mi suegro le encanta este plato.
    Un besote

    ResponderEliminar